dimarts, 26 de març de 2013

Abrirse una cuenta corriente en québec

Uno de los motivos por los que esta sociedad de consumo decadente no se ha ido aún a la mierda es porque su banca es conservadora. Bueno, toda ella es conservadora aunque se las den de liberales, pero hoy hablaremos de los bancos. Cuesta entrar como cliente, y, una vez que lo consigas, tu dinero dejará de ser tuyo. Ellos lo controlan, y tú serás penalizado cada vez que muevas un dólar. Las comisiones españolas te parecerán de risa, y los trabajadores de las entidades financieras españolas, premios Nobel (yo me he encontrado con cajeras a las que ha habido que explicar lo que es ctrl+alt+supr).

Como cliente, te van a dar por saco cada vez que saques o muevas pasta con la tarjeta. Pagarás un mínimo de 4$ / mes por 10 operaciones, contando como operación pagar con tu targeta de débito o sacar de un cajero (acostúmbrate a sacar la panoja a principios de mes); y de ahí para arriba, y al loro no te pases del límite o te empezarán a clavar un dólar o más por cada operación que pase de ahí. Y luego te convencerán para que te hagas una tarjeta de crédito porque, si no, no tendrás historial de crédito y te resultará muy difícil alquilar un piso en un futuro, o comprar un carromato. Si accedes, ten en cuenta que tendrás que pagar manualmente cada mes el recibo de tu visa, o empezarán a "multarte". Tendrás que estar encima de tu dinero como si fuera leche sobre el fuego. Si sales al extranjero (USA, sin ir más lejos) y pagas con tu tarjeta, será bloqueada automáticamente para evitar fraudes. Para evitarlo, tendrás que avisar al banco de que te vas X tiempo a Y lugar. Todo cuesta arriba. 

Pero lo que más se hace cuesta arriba es abrir una cuenta. Como inmigrante, cuando te plantes en una oficina bancaria tienes que llevar contigo un contrato o carta de tu empleador en que se comprometa a contratarte. Un permiso de trabajo en regla (al loro, cuando te caduque, te darán de baja la cuenta! poca broma!). Algunos dólares líquidos. Un pasaporte. Otra pieza de identificación (carte soleil, dni español). Dos personas de referencia (tu jefe y algún otro autóctono, generalmente tu casero o un "coloc"). Y saber la cantidad de dinero aproximada que confías ganar cada mes. Tomarán tus datos y luego te llamarán para una "entrevista". Mi último descubrimiento es que el tiempo que puedes tardar desde que vas a una oficina hasta que sales con un "especímen de cheque" (tu número de cuenta) y tarjetas oscila entre 2 semanas y 2 días. Desjardins es extremadamente LENTA y BMO ha resultado ser Speedy González: te abres la cuenta online y la confirmas al día siguiente. Muy útil si tu empleador requiere un número de cuenta para pagarte urgentemente...