divendres, 2 de novembre de 2012

Apuntes sobre el choque cultural (I)

Lo que sigue son un montón de lugares comunes, generalizaciones y apreciaciones sin ninguna voluntad de inferir. No es ciencia, es intuición... me animo a escribirlo porque me acaban de lanzar esta pregunta: "¿pero... son todos igual de caraculos, o qué?". A ver... ¿Cómo me parecen a mí los québecois hasta ahora?




-Son confiados. Dejan los coches descapotables descapotados, las puertas de sus casas abiertas, las bicicletas sin atar (por eso se las roban y se escandalizan). Los empleados son honestos y no tratan de que compres más de lo que necesitas. No preveen que nadie les vaya a tangar y algunas ideas maravillosas (como communauto, un sistema de alquiler de coches por horas más barato que una compañía normal pensado como una red social) fracasarían en España porque se basan en que nadie defraudará los interses comunes. Igualmente, se escandalizan sobremanera ante cualquier sospecha de corrupción, por leve que sea, y les hiere enormemente en el orgullo conductas impropias en su clase política que nosotros consideramos ya normales. Sus políticos son más honestos, amables entre sí, cercanos y asequibles que los nuestros. Ciudadanos y políticos son, en general, más cívicos. Esto no es bueno, es MUY bueno, es casi lo mejor que se me ocurre que podría decir de una nación... peeeerooo...


-Dicho esto, no todo son "flors i violes". Son envidiosos. No sólo no celebran los éxitos ajenos, sino que reaccionan mal ante ellos y son capaces de espetarte: "por qué tú sí y yo no" en la cara... al menos no son falsos. Esto no lo digo yo, lo dice Hubert Mansion en su excelente guía sobre montréal para europeos, y lo he venido constatando en el ámbito académico desde enero. Ante una salida de tono así, el europeo se queda boquiabierto, no sabe si reír, esconderse debajo de la mesa a llorar o levantar el dedo corazón y buscar un equivalente en francés a "súbete aquí y pedalea".


-Son cumplidos. Si aceptan una invitación siempre traerán alcohol y algo de comer y eso también se espera de tí (pedazo de salvaje recién bajado del árbol).

-Son informales. ¿Dicen que los latinos somos tardones e informales? Ja. Desde que he llegado, varios conocidos europeos se quejan de que sus recién conocidos québecois llegan tarde a las citas o directamente no se presentan. Si envías un mail para una convocatoria social reclamando confirmación, no responderá ni el tato, pero se presentará todo cristo. Una variante de esto, más grave, es que tienden a faltar a su palabra una vez se ha pactado algo en el ámbito de los negocios. Por ejemplo, que te suban el precio de una habitación alquilada una vez has aceptado las condiciones iniciales. O que se desdigan de que te iban a vender algo. En mi caso, me subieron el alquiler sorpresivamente por guardar una bici en el garaje (aunque me habían dicho que estaba incluído en el precio).

-Es muy difícil entablar una relación de amistad/colegueo. Porque sí, quieren tomar una cerveza contigo, pero tienen que incluirlo en la agenda al menos con dos semanas de antelación. Nada de tomar algo al salir del curro, ni llamarlos para que vengan a cenar este viernes, ni mucho menos llamar a su puerta. Planificación. Esta es una de las cosas más incompatibles con el "carácter mediterráneo"... o lo que sea. Tal vez tenga algo que ver con el clima -el crudo invierno requiere de organización-, pero lo cierto es que se comportan así todo el año. Tal vez juegue algún papel el hecho de que la birra cuesta unos 8€ la pinta propinas incluídas. En la misma línea, son poco apasionados y expresivos para nuestros estándares.

-Son ridículamente púdicos y vergonzosos. En los gimnasios, se duchan (cuando se duchan, cosa que no es habitual) con bañador o a puerta cerrada si la instalación lo permite. Tíos y tías. Estoy segura de que es una mala herencia de su pasado católico, pero los españoles, catalanes, franceses... se han quitado estas tonterías de encima mucho antes y más radicalmente. Aquí no. Y esta tontería con el cuerpo propio y ajeno se extiende a cosas como la lactancia materna. Está muy mal vista, y hay piezas de ropa diseñadas para ocultar-asfixiar al combo niño-teta. También hay locales y bares "lactation friendly", donde permiten a las mujeres lactantes entrar (esconderse) a dar de mamar a su cría sin estar obligadas a consumir. No quiero saber cómo debe ser ligar y tener sexo con un local. La risión. Igual tienen sábanas con agujeros y tal, yo qué sé.

-Son proteccionistas, aunque vayan de liberales. Es decir, son incoherentes. Si Europa se hunde, es porque tenemos demasiados impuestos y gasto público. Ahora, aquí no entra ni un botellín de cerveza yanki, la SAQ es una mafia que controla toda la entrada, salida y venta de alcohol a unos niveles que ni la URSS. Huelga decir que hasta el más federalista está tan orgulloso de su Québec que cuesta distinguirlo de un soberanista.

-Son pacientes y celebran tu francés de mierda, siempre que demuestres interés y esfuerzo en aprenderlo. Curiosamente, no hay casi programas de enseñanza del idioma a menos que tengas un estatus de residente permanente. Se espera que los que venimos a currar ya sepamos francés y nos larguemos ipso-facto al caducar nuestro permiso de trabajo. Las esposas rusas de los locales (me lo estoy inventando, igual no hay), sí pueden aprender francés para que puedan entender bien los culebrones. Pero esto es más policy que cultura.

-Van de feministas, pero son unos falócratas. "A mi no me preguntes, esto lo sabe mi mujer". Les parece enormemente progresista ceder a las mujeres todo el poder decisorio respecto al hogar, los niños... cuando en realidad se están escaqueando de compartir responsabilidades familiares. Otra herencia católica chunga. Súmale a esto que a sus novias y mujeres las llaman "mi rubia" independientemente del color de pelo, estátus social o contexto de la conversación. Imagínense a Mas o al rector de la UAB hablando de "su churri", ésa es la impresión que da a un europeo. (Sí, las mujeres también se refieren a "mon chum", pero no sé por qué, no suena tan mal). La actitud putanesca de las camareras en los bares (frotándose entre ellas, con el amo, con sus compañeros varones) supongo que no ayuda mucho a romper tópicos.

-Yo no viajaría a Québec buscando delicatessens. No son grandes cocineros. Los restaurantes más reputados son de estilo francés. Ignoran las bondades de las primeras materias locales -patatas, pimientos, tomates, bayas, manzanas, nabos, remolacha, maíz, setas salvajes...- y los dos o tres platos "nacionales" -faves au lard, poutine, tourtière- están muy lejos de ser "gastronómicos". Son pesados, no tienen matices... calorías "en vrac" para soportar el invierno.


-Son muy permisivos y "suaves" con los niños, aunque éstos no son demasiado impertinentes en público.

-Odian las ardillas. Esto es otro motivo de choque cultural. Nosotros nos dejaríamos pegar la rabia y nos retenemos para no darles besos en la boca todos los días.
---------------------------------------------actualización 1. 3/11/2012--------------

-Ceden el asiento en el transporte público y te llaman la atención si no lo haces (bien!). Si hay un accidente, por ejemplo de bicicleta, te socorrerán y son capaces de perseguir al causante, porque tienen una idea muy recta y clara de lo "que está bien" y de lo que es aceptable en público.

-Sin embargo, chillan como energúmenos en los bares.

-La culpa planea sobre nuestras cabezas como un buitre, Nietzche estaría encantado. A la que pasa algo en el ámbito laboral o cualquier otro, todo el mundo afila el índice y se da prisa para apuntar al "culpable" y sacudirse la culpa de encima. Hay quien dice que esto podría deberse al individualismo y a la falta de espíritu de equipo, a la competitividad yanki... yo creo que esto viene del catolicismo también. Vamos, que son unos acusicas.


-Si se te ocurre no dejar propina, te abroncarán sonoramente. En los USA pueden preguntarte "qué han hecho mal" para que no les dejes propina. Aquí he visto 3 veces a camareras cuadrarse exigiendo su 15%.

dijous, 1 de novembre de 2012

Google it!/ Désolé

A ver si me siento y escribo sobre el paso de las estaciones, la cosecha de champiñones salvajes, el toque a retirada de Jean Talon y todo eso... lo de hoy es un mini-clip que ejemplifica el choque cultural. Sigo sin saber si este rasgo es propio de los canadienses, de los québecois, de los québecois anglófonos, de los quebecois aglófonos politólogos, de la academia o de la gentuza que trabaja conmigo. Pero es una de las cosas que llevo peor, y es que cuando pides ayuda por algo -traducción, un comando de Stata... lo que sea- la respuesta es "google it". Bueno, si es algo que no se puede googlear, te miran (por ejemplo, mientras cargas con dos cajas que pesan quince kilos) mientras se encogen de hombros. Y si son francófonos, tiran mucho del "désolé", que estoy casi segura de que quiere decir "que te follen" en fino.

Pues bueno, el lunes cometí el error de escribir a uno de mis estimados trous du culs para pedirle una receta de mufins. Realmente soy una repostera espantosa. Pero lo hice sobre todo para comprobar cómo estaba el chaval en cuestión (desaparecido de la vida académica durante días), que se supone que es una de mis tareas. Le envío un email todo pizpireto en que le pregunto cómo está y si tiene a bien enviarme la receta de sus "maravillosas" (???) magdalenas y... ¿qué me reponde? Que en Google hay un montón de recetas. El mismo tío que cuando le apetece se me planta en el despacho sin previo aviso ni cita y me come la oreja sobre las futuras elecciones y referéndum catalanes hilvanando demagogias de a 0,60€ a voz en grito. Le he respondido que si hay algo lost in translation o me está enviando a hacer puñetas. Two can play that game.

dimarts, 11 de setembre de 2012

Les origins de la Poutine

Un bouffe cochonne que hace salir más granos que el chocolate, llena más que cualquier otro fast-food y provee todas las calorías diarias necesarias en una ingesta.

divendres, 17 d’agost de 2012

Cocina veraniega jeantalonera (que no taleguera)

Uno de los motivos que me llevó a mudarme del fashion-trendy barrio de Plateau al barrio de Jean Talon (pobre, menos céntrico, petao de inmigrantes, escaso de bares), es tener el mercado cerca y poder alimentarme mejor y más barato. Y de momento, estoy aprovechando la circunstancia. En este post, algunos trucos de supervivencia y de cocina para gente económicamente apurada que no quiere dejar de comer guay dándole un gusto al cuerpo.

Betteraves y similares. Ni idea de cómo se comen, pero qué bonitas son.
Primero habría que dejar claro que Jean Talon no sólo consiste en el mercado de ese mismo nombre. Cerca hay un buen montón de tiendas de comestibles que en algunos casos están mejor abastecidas que el mercado. Entendámonos: el mercado es imbatible en frutas y verduras locales y de temporada, pero es inútil comprar pollo o pescado. Para esto último es mucho mejor dirigirse a tiendas orientales cercanas (Jean Talon con St.Denis, escrupulosos, abstenerse), aunque hay un par de colmados latinos en las calles aledañas del mercado que tienen carne buena y barata y no se asustan cuando les pides que te corten costillas como para paella (mención especial la "boucherie" que vende 8 salchichas de sabores estrafalarios al precio de 6). Otra mención especial, el tramo de Saint Laurent más italiano, donde está el supermercado Milano, lleno de productos italianos no excesivamente caros y vitales para nosotros (harina, aceite, especies).

Ensalada de judías verdes y gazpacho blanco. Ingredientes para la ensalada: judías verdes (y amarillas) hervidas, pimentón, ajo, sal, vinagre, aceite, orégano. Ingredientes para el gazpacho blanco: un montón de pepinos, agua fría, una cebolla pequeña, un diente de ajo, vinagre, sal, aceite.

Tortilla de calabacín y de patatas... sin secretos. Bueno, sí, se necesita un tortillolari from hell, pero eso es muy difícil de encontrar y no os quiero poner los dientes largos.

 Pan: harina,  paciencia, aceite, paciencia, sal, levadura de cerveza, agua, paciencia y un horno que pete.  ¿He mencionado la paciencia? Aquí la receta. Ah, sí, sale más barato que cualquier pan comprado, hasta que el cutrepandemolde.
 
Salmorejo: imaginen vds. un gapacho sin pepino y con huevo duro batido. Eso es el salmorejo. Del jamón salado para acompañar mejor nos vamos olvidando.

Bagel de tomate, aguacate y huevo escalfado. Los bagels son de Fairmount, comprados de 12 en 12 y congelados. Se descongelan en un plis en la plancha (truco que me enseñó Bea). El huevo escalfado es muy fácil de hacer, basta con poner agua a hervir con vinagre, y una vez hierva tirar un huevo cascado previamente en un bol o vaso y darle unas cuantas vueltas con una cuchara cuidando que no se desintegre mucho. Sacar, escurrir, servir.

 Hummus, "Salsa agazpachada" y Guacamole sobre tostadas mexicanas. Las tostadas, compradas en "El Rey del Taco" (Jean Talon). El guacamole aquí sale buenísimo porque los aguacates están increíbles. Éste lleva 3 aguacates, un tomate pequeño, una cebolla pequeña, un diente de ajo, sal, limón, cilantro. El hummus: una lata de garbanzos cocidos, tahiné (o una cucharada de sésamo en su defecto), un diente de ajo, limón, una cucharadita de comino, sal y aceite de oliva. La "Salsa": tomate y cebolla picados y aliñados, en este caso también pepino.


 Pizza casera: masa fresca comprada en Milano (a la que hubo que dar un par de meneos) y receta en plan "recapte": calabacín, tomate, cebolla... también ricotta de Milano.

  No sé ni por qué he mencionado dónde comprar carne al principio del post... ¡me acabo de dar cuenta de que todo es estrictamente vegetariano!

dilluns, 13 d’agost de 2012

La soirée des brasseurs

Vaig estar aquest dissabte aquí i m'ho vaig passar d'allò més bé. Cert que la ratio entre despeses (lloguer de cotxe + benzina+ hotel+ cerveses) i gaudi no va ser gaire proporcional... però mola sortir de Montréal de quan en quan. Shawinigan no només té un nom fascinant, és prou bonic, és un foradet verd amb un llac i una central hidroelèctrica cèlebre perquè els indis van tirar un missioner per un salt d'aigua. I la companyia cervesera local (le trou du diable, el nom del lloc a on van tirar aquest missioner) és excepcional, la seva IPA (La Morsure) és impressionant. De la resta de birres no en parlaré perquè es mereix un especial, però sí diré que el minifestival estava híper ben organitzat (a prova de pluja) i que els grups que van tocar van ser al·lucinants. Faré esment dels dos que més em van flipar:

Les frères Goyette: folk redneck garrulo ambientat en els anys 40, molt divertit, amb un tio bricolant-se un dispensador de birra en directe.

Quebec Redneck Bluegrass Project: Un grup que de vegades fregava el psicobilly, amb personatges molt histriònics, cançons potents i un show gairebé suïcida (els músics pujant-se a sobre del contrabaix!).

Molt talentosos, crec que la mitjana de qualitat dels grups quebecois és molt, molt alta..

dimarts, 7 d’agost de 2012

Más mostacho que Zoiberg

Es triste que en pleno 2012, en un país hiperdesarrollado como Canadá, el aspecto físico de una candidata electoral sea un tema central del debate. Si no de la campaña, al menos de la gente en la calle. Soy consciente de que hay movimientos dentro del feminismo que buscan deliberadamente el equívoco estético para quitarle importancia a los carácteres sexuales secundarios y centrarse en lo importante. Pero en el "seno" (nunca mejor dicho) de una campaña electoral donde lo único que se busca hacer llegar al votante es la CARA del candidato + el mensaje "vótame" + el nombre del partido (y en el mejor de los casos, un lema), la imagen es importante. Total, que lo que vengo a decir es que me parece de puta madre si te vendas los pechos, te rapas o eres incondicional de las camisas de franela a cuadros (yo también!); pero que no te extrañes de que luego eso centre toda la atención del electorado.
Todo esto viene por el cartel que encabeza el post, que nos ha tenido tres días dudando sobre el sexo de la persona en el cartel, candidato/a por Québec Solidaire. Pues bien, Manon no es el diminutivo de Manolo, es una tía. Aunque cueste de creer.

Un picnic en Montréal

Mi jefe es sabio. No estamos de acuerdo siempre, pero es sabio. Un compañero nuevo -postdoc sueco, dos criaturas pequeñas- le preguntó el otro día por los mejores museos. Y mi jefe levantó la cabeza, puso la voz aguda y le dijo:

-¿Museos? ¿Cómo que museos? ¿Ahora? ¡salid a dar una vuelta por ahí mientras podáis, los museos son para el invierno!

Tiene usted toda la razón del mundo, jefe. Los museos -esta ciudad NO está especialmente dotada en ese sentido, la mayor parte de sitios de interés para visitar son iglesias- te van a esparar todo el año, y además están bien preparados para visitarlos sufriendo el mínimo riesgo de congelación (entradas subterráneas desde el RESO y todo el percal). En primavera y en verano es mejor hacer como los lugareños y:

-aprovechar de los festivales de música, cine, humor... que se suceden en mayo, junio, julio y agosto.

-desplazarse en bicicleta: Bixi o comprarte una por unos 150$. Hacer excursiones al Canal Lachine y similares.

-Aprovecharse de las piscinas de barrio, que son -alucina- gratis.

-Ver algún documental o proyección en los parques, martes, miércoles y jueves. (¿He dicho que es gratis?)

-Tomarse un café freddo en little italy. Hasta ahora ninguna guía que haya caído en mi mano lo recomienda, pero lo mejor de las cafeterías italianas de mi barrio es que adecúan su oferta al verano y aparecen todo tipo de tentempiés para luchar contra el calor que están buenísimos.


-Tomarse un helado. No necesariamente en Bilboquet. El otro día probé uno de Caramel Salé en Pile ou Glace que casi me dispara a la estratosfera en plan Petit Sushi. La Havre aux Glaces también es muy reputada (helado de Chai, mmmmm!!!), Kem Coba hace muy buenos sorbetes exóticos (y está al lado de Fairmount Bagels, lo que sugiere un menú callejero barato), y Ripples en Saint Laurent tiene fama de tener el mejor helado de chocolate (no lo he comprobado aún). Si no, tenéis múltiples "Bar letiers" por la ciudad, con helados "duros" poco sabrosos (tipo Baskin & Robins) y helados "blandos" de máquina bastante sosos también.

-Irse de Picnic. Los parques favoritos para este menester son Jarry (a lado de mi nueva casa), Lafontaine (frente a mi antigua casa) y Mont-Royal. Yo os propongo hoy el que se está convirtiendo en mi favorito (Ok, sólo lo he hecho 2 veces, pero mola MIL!). Un Romados en Jean Mance.


1) Desplácese en metro (parada Mont-Royal o Laurier) o bicicleta hasta Rotisserie Romados
2) Cómprese un combo "repas". Ejemplo: medio pollo a la brasa (de carbón! mmm!!) con patatas y ensalada (es suficiente para 2, aunque sean tragaldabas, doy fe). Por unos cochinos 8 $, es difícil encontrar un plan más barato.
3) Agénciese bebida. Hay un depanneur no demasiado lejos esquina con Duluth, pero ojo, no muchos más hasta el parque...
4) Camínese hacia arriba por Rachel unos 8 minutos hasta llegar a Jean Mance, el parque que a mi se me antoja más parecido a Dolores Park (SF). 
 
5) Apalánquese en la hierba o las mesas de picnic. Coman, beban y retocen o lean o jueguen a freezbee, pelota. Un auténtico placer increíblemente barato.

dimecres, 25 de juliol de 2012

Estamos en veranito, y Montreal no es un mal sitio para pasar un verano trabajando. Por las tardes, por las noches, los fines de semana, tienes la fugaz sensación de que en realidad estás de vacaciones.
Este fin de semana por fin hicimos el Canal Lachine en bicicleta, y no es tan roñas como promete el principio, al final del Vieux Port. Está bien. Empezamos en el mercado Atwater, un edificio chulo de los años 30 pero que está peor aprovisionado (más caro, menos cosas) que Jean Talon. Eso sí, muy buenos los zumos, la comida asiática...Hacia la mitad está la cervecería San Ambroise y a la vuelta nos repusimos con un pichet de IPA, así que muy bien. La estética verde-domesticado más restos industriales de hace unos 40 años hace salivar a mucha gente, a mi no me pone especialmente, aunque ya le he cogido cariño a los depósitos de agua oxidados.
Siempre que no llueva hay proyecciones de cine y documentales en los parques, donde puedes llevar comida y hacer pícnic. O mejor aún, como hicimos nosotros, una barbacoa. Lo ideal es llevarse la bombona de propano y el cacharro grande. Nosotros nos llevamos una portátil y deshechable de carbón y un poli muy simpático nos dijo que primera y última vez, que eso se puede sólo donde hay barbacoas de carbón "porque luego la gente tira los restos a la basura y sigue quemando". Muy razonable y majo... igualico que los españoles.


Atwater
 
 Atwater
 Lachine
  Lachine
  Lachine



diumenge, 27 de maig de 2012

something is brewing

Lo de Montréal con los estudiantes es heavy, gordo, largo y no se le ven los límites ni el final...un poco como el río Saint Laurent... llevan 100 y pico días de huelga y casi otros tantos de movilizaciones DIARIAS y NOCTURNAS con costes que se elevan brutalmente cada día. Siempre me digo que un día de éstos me tengo que parar a escribir algo... de momento os dejo unos apuntes sobre el follón (que me sirvan de paso como guía si realmente me siento a escribir) y un relato de cómo he vivido últimamente estas movilizaciones diarias espontáneas.

  • El gobierno (provincial de Québec) liberal de Charest decide en marzo de 2011 que aumentará las matrículas universitarias un 75%, cosa que no ha ocurrido desde el 68. Hubo un intento en los años 90 pero los estudiantes se echaron a la calle y hicieron retractarse al gobierno.  Los estudiantes anuncian enseguida una campaña contra el alza que empieza en noviembre de 2011 con una mega manifestación. En febrero de 2012, las principales asociaciones de estudiantes votan a favor de una huelga general indefinida. 
  • Estas asociaciones son:
  1. FECQ: Fédération étudiante collégiale du Québec
  2. FEUQ: Fédération étudiante universitaire du Québec
  3. CLASSE: Coalition large de l'Association pour une solidarité syndicale étudiante. La más radical y a la izquierda.
  • El gobierno ha intentado varias veces provocar la desunión entre ellas. Por ejemplo, culpabilizando a la CLASSE por los altercados en las manifestaciones y echándolos de las negociaciones. La estrategia no funcionó, cuando la CLASSE fue expulsada de la mesa, las otras dos asociaciones se fueron también, solidariamente.
  • Los líderes de los sindicatos son jóvenes con un discurso articulado y sereno que ha encandilado a la opinión pública. Los medios han cubierto ampliamente cada manifesto, cada reunión con la ministra... y los han invitado en numerosas ocasiones a dar su opinión en prime time. Los Canadienses piensan que en algunos casos hablan mejor y con más esfuerzo por argumentar sus posiciones que algunos políticos y que serán los líderes del mañana.
  • Las huelgas se votan por facultad semanalmente. Por eso en algunos centros y facultades la huelga ha durado una, dos, tres semanas... y en otras la huelga persiste. Los críticos al movimiento estudiante dicen que los líderes de las asambleas impiden hablar y razonar, que usan tácticas filibusteras para bloquear el debate... el caso es que al final se vota y sale que continúa la huelga, básicamente porque los que van a las asambleas están muy motivados por el tema y entre los muy motivados sólo hay unos pocos muy motivados a favor del alza. El resto de los estudiantes -con opiniones más tibias a favor o en contra y menos tiempo y recursos que perder- reciben los mails de convocatoria pero simplemente no van.
  • En las universidades anglosajonas (McGill, Concordia...) el discurso anti alza no ha calado. Está muy extendida la creencia de que los anglosajones se toman más en serio la educación que los fancófonos. Y esto sería así porque ahorran dinero desde que los críos nacen para que vayan a la universidad. Yo sostengo que eso no es sinónimo de valorar más la educación, o al menos más que unos padres que no abren una cuenta de ahorro con esta finalidad. Puedes animar a tus hijos a estudiar, ayudarles a hacer los deberes, llevarlos a repaso... y sin embargo confiar en el Estado del Bienestar...
  • Además, la UQAM es más roja que la UdeM, y las carreras de ciencias sociales más que las de ciencias naturales.
  • Parte del secreto de la huelga, a mi entender, es que en algunos casos hasta hace poco los estudiantes la estaban haciendo a coste cero o muy bajo coste, y me explico. Existe la convención (una especie de pacto entre caballeros, que no está recogido en ningún lado) de que los profesores, las facultades, los departamentos...asumen los paros de clases debidos a huelgas y se comprometen a condensar las clases perdidas en el tiempo lectivo que quede cuando los alumnos vuelven a clase. Por ejemplo, dos meses perdidos se comprimen en dos semanas. Por eso mucho estudiante se ha acogido a la huelga sin ser muy entusiasta de la educación pública: si al fin y al cabo va a poder estudiar/leer/preparar trabajos en casa y luego tendrá la misma materia condensada en unos pocos días y la oportunidad de examinarse... en algunos casos puede ser hasta un buen plan.
  • Por eso mismo creo que no ha hecho mucha falta piquetear. Se piqueteó sobre todo en marzo y de manera muy light en la UdeM ante las clases. Únicamente dos días se intentó disuadir de entrar al recinto y pese a eso, entró quien quiso, yo incluida (a investigar, no a esquirolear ;)).
  •  Pero llega un momento en que el período lectivo está a punto de acabar o casi y los profesores se agobian (y los vicerrectores se ponen nerviosísimos) porque ven que el semestre se ha perdido: aunque los estudiantes vuelvan a clase no da tiempo a recuperar el curso. En este momento crítico los profesores pueden ponerse radicalmente contra los alumnos: el curso se ha perdido, a repetirlo a partir de septiembre. Siempre que no hayan problemas de plazas... en un doctorado o máster lo anterior se puede hacer... en una licenciatura, sencillamente no se pueden meter 200 personas (100 repetidores más 100 nuevos alumnos) en un aula. El sistema puede colapsar. Y aún no le han encontrado una solución...
  • Ha sido una triunfada tremenda el cuadradito rojo de fieltro prendido con un imperdible  para mostrar solidaridad con la huelga. Fácil de fabricárselo uno mismo, muy vistoso, original... casi se puso de moda este invierno, podríamos decir. Era raro el joven que no lo llevase. Por si algunos no acababan de dar el salto de "identificarse con el grupo", algunos, además, los repartían por la calle: el mío me lo pasó el Syndicat des professeurs et professeures de l'Université du Québec à Montréal. Con un flyer que dice "en apoyo al movimiento de los estudiantes y de las estudiantes contra el alza de la matrícula. Por la gratuidad escolar. La enseñanza superior es un bien público y rechazamos que se entregue a los bancos."
  •  No se sabe muy bien cuántos apoyos tienen los estudiantes. Existen sondeos que apuntan a una mayoría ajustada bien a favor o bien en contra del alza y la huelga. Sí parece claro que los quebecois quieren negociación y se agobian cuando las partes no se hablan. Por eso los órdagos del gobierno (echar a la CLASSE, la ley 78 de la que hablaremos luego...) han puesto a gran parte de la ciudadanía, si no a favor de la huelga, al menos a favor de  los estudiantes. 
  • Cuando empezaron las manifestaciones hubo varios episodios de violencia. Hay quien dice que empezaron los estudiantes rompiendo y quemando elementos del mobiliario público y escaparates (bueno, y vandalizando despachos y edificios ministeriales), y hay quien dice que aún si fuera así, las hostias como panes que reparte la policía en Victoriaville hacen palidecer a los bagels Fairmount... como sea, una de las condiciones de la ministra de educación Line Beauchamp para sentarse con los estudiantes era que La Classe condenase la violencia. Éstos lo hacen por fín el 22 de abril, pero el 25 se escenifica la ruptura: la ministra los expulsa por ser ambiguos sobre la posibilidad de seguir convocando manis y por no rebajar el tono de las mismas. Como dije antes, las otras dos organizaciones se levantan y dejan a la ministra con un palmo de narices.
  • A mediados de abril, Charest hace una bromita a propósito del Plan Nord, por el que  pretende explotar a saco los recursos naturales del norte de Québec. Sugiere que los estudiantes pueden ir a trabajar a las minas («À ceux qui frappaient à notre porte ce matin, on pourrait leur offrir un emploi — dans le Nord si possible —, ce qui va tous nous permettre à continuer de travailler fort»), cosa que no sólo calentó más los ánimos, sino que alineó a los ecologistas con los estudiantes. El día de la Tierra (22 abril) habían más cuadrados rojos en la calle que eslógans ecologistas, con estos ojitos los vi yo... Desde entonces, uno de los eslógans con más éxito es: " "Charest, dehors, on va te trouver un job dans le nord". 
  • El 27 de abril el gobierno provincial se descuelga con la oferta de alargar el período a lo largo del que se irían aumentando las tasas (de cinco a siete años) y a aumentar el presupuesto de becas. Los sindicatos de estudiantes la rechazan y proponen, además de congelar las tasas, investigar cómo se gasta el dinero en las universidades.  La CLASSE mete la gamba (a mi parecer) al sugerir que se recorte de investigación, como si la uni fuera algo así como un párking de adolescentes antes de que encuentren trabajo, y como si la investigación no fuera necesaria para la sociedad en su conjunto y para garantizar la calidad de la educación... 
  •  Esto me recuerda otra de las absurdidades que más he oído: la educación superior no es un bien público. Es  un lujo de unos privilegiados que además les servirá para ganar más dinero en un futuro (muajaja! sí, sobre todo si se meten en un doctorado, añadiría yo). Por ello, deberíamos recortar aún más y que paguen la totalidad de los costes de su formación. Como si a) de las universidades sólo saliesen tiburones financieros y no también los investigadores que descubrirán curas para el cáncer y el Alzheimer, b) sea lógico que para optar a este tipo de estudios uno tenga que estar lastrado...qué coño, predeterminado por la renta de sus padres y c) no existiese ya un sistema para que los que más tengan más paguen: ¡los impuestos!
  • Hacia el 6 de mayo, el gobierno responde proponiendo la formación de comisiones que investiguen en cada caso si las Universidades pueden recortar gastos y que éstas reduzcan las tasas indirectas (como por ejemplo las cuotas por servicios deportivos), que es como han venido supliendo los últimos treinta años la falta de recursos.

  • Los medios cubren exhaustivamente todo lo que hacen los estudiantes, que es MUCHO. Cuando la gente ya daba muestras de hartazgo y llegaba el veranito, va el gobierno Charest y aprueba la ley 78 que básicamente da por terminado el período lectivo (y con él, la huelga) , decreta que las clases perdidas se recuperarán durante las 6 primeras semanas del curso siguiente (a partir de agosto) y pone grandes restricciones al derecho de manifestación. Hasta 35.000 dólares de multa para manifestaciones de más de 50 personas si no se ha informado con 8 horas de antelación a la policía. También prohíbe expresamente el uso de máscaras, pañuelos y maquillaje en las manifestaciones, porque es frecuente verlas en las calles. Y a estas alturas ya llevábamos casi dos meses de manifas nocturnas casi diarias de horas de duración, itinerarios erráticos, miles de participantes... eso sí, pacíficas. 
cacerolada-mani 24 mayo

cacerolada-mani 24 mayo

cacerolada-mani 24 mayo


cacerolada-mani 24 mayo

Primeros minutos de una cacerolada. Sábado 26 de mayo en una calle de Plateau poco céntrica.


Se va sumando gente...andan de cruce en cruce agrupando a más vecinos.

Es un rollo totalmente festivo y carnavalero. La gente baila en plan batuka.

Terroristas en acción.

Cuando superamos la centena, vamos hasta St.Denis. Allí nos topamos con un grupo igualmente grande que están en la otra parte de la calle...

....y empieza el bailecito, nos cruzamos marcando el mismo ritmo de percusión cada vez que el semáforo se pone en verde, así unas 10 veces. Impresionante.

Los trabajadores de varios comercios en Plateau salen a la calle durante la cacerolada. Aquí, los de unos cines.

Momento en que la cacerolada de inner Plateau se junta con un peacho mani que no sé de dónde salía (Sta. Catherine?)

Empieza a hacer calor por la ciudad, you know?
  •  Al repertorio de lucha (cortes de puentes, manifas, desfiles en pelotas...) se suman los desfiles de máscaras y... las caceroladas! A propuesta del profesor de Ciencia Política François-Olivier Chené, la gente sale cada día a la calle a las 20h con cazuelas. Pero ojo... son caceroladas itinerantes, la gente se agrupa y suma y a la media hora hay varios cientos de grupos de personas cortando toda Montréal (si no llueve) y que fácilmente se convierten en una columna de miles de personas marchando y liándola por la ciudad. Es muy impresionante. Como con las manifas nocturnas, puede haber una convocatoria (por ejemplo, a las 21h en la plaza  X), pero hay hasta 3 manifestaciones en una noche a lo largo de varias horas, con helicópteros siguiéndola. Esto parece Beirut. Aunque ahora mismo no haya violencia (por parte de los manifestantes) el ambiente es tenso y hasta de pre-guerra. Al grito de « La loi spéciale, on s'en câlisse ! » (La ley especial nos la suda), ecologistas, feministas, anarcosindicalistas, estudiantes, independentistas québecois, padres de estudiantes golpeados, vecinos y gente puteada en algún momento por el gobierno Charest u ofendida por esta ley se la juegan (asumiendo costes altísimos) cada noche en la ciudad. La semana pasada se detuvieron unas 600 personas, se multaron y se volvieron a poner en libertad luego. Aplican tácticas que me suenan, como barrar el paso por delante y por detrás a una mani, cargar y detener a todo cristo (llevándolos, atención, en autobús a la comisaría). Y así todas las noches...tengo mucha curiosidad por ver a dónde va a llevar esto. Las predicciones menos arriesgadas dicen que a una convocatoria anticipada de elecciones, aunque es probable que las vuelvan a ganar los mismos (yo tengo mis dudas, pero claro, yo no vivo en la torre de marfil de la sabiduriDa)...
  • Yo creía que una  huelga no era algo muy útil "chez" los estudiantes, que era mejor otro tipo de movilización, de lucha, que nunca llegas a molestar realmente a los que son responsables de________(rellenar con lo que proceda: cambio de planes de estudios, recortes presupuestarios, subida de tasas...). Ahora pienso lo mismo SALVO si tienes recursos y redaños para mantenerla indefinidamente meses y meses...
  • Mucho que aprender. Mucho que mejorar pero sobre todo MUCHO, MUCHO que copiar.