dimarts, 7 d’agost de 2012

Más mostacho que Zoiberg

Es triste que en pleno 2012, en un país hiperdesarrollado como Canadá, el aspecto físico de una candidata electoral sea un tema central del debate. Si no de la campaña, al menos de la gente en la calle. Soy consciente de que hay movimientos dentro del feminismo que buscan deliberadamente el equívoco estético para quitarle importancia a los carácteres sexuales secundarios y centrarse en lo importante. Pero en el "seno" (nunca mejor dicho) de una campaña electoral donde lo único que se busca hacer llegar al votante es la CARA del candidato + el mensaje "vótame" + el nombre del partido (y en el mejor de los casos, un lema), la imagen es importante. Total, que lo que vengo a decir es que me parece de puta madre si te vendas los pechos, te rapas o eres incondicional de las camisas de franela a cuadros (yo también!); pero que no te extrañes de que luego eso centre toda la atención del electorado.
Todo esto viene por el cartel que encabeza el post, que nos ha tenido tres días dudando sobre el sexo de la persona en el cartel, candidato/a por Québec Solidaire. Pues bien, Manon no es el diminutivo de Manolo, es una tía. Aunque cueste de creer.

2 comentaris:

Pepe Ventura ha dit...

¡Vota Cantinflas!

galais ha dit...

Jaja! te habrías puesto las botas con uno de esos carteles y un edding 500!