dimarts, 7 d’agost de 2012

Un picnic en Montréal

Mi jefe es sabio. No estamos de acuerdo siempre, pero es sabio. Un compañero nuevo -postdoc sueco, dos criaturas pequeñas- le preguntó el otro día por los mejores museos. Y mi jefe levantó la cabeza, puso la voz aguda y le dijo:

-¿Museos? ¿Cómo que museos? ¿Ahora? ¡salid a dar una vuelta por ahí mientras podáis, los museos son para el invierno!

Tiene usted toda la razón del mundo, jefe. Los museos -esta ciudad NO está especialmente dotada en ese sentido, la mayor parte de sitios de interés para visitar son iglesias- te van a esparar todo el año, y además están bien preparados para visitarlos sufriendo el mínimo riesgo de congelación (entradas subterráneas desde el RESO y todo el percal). En primavera y en verano es mejor hacer como los lugareños y:

-aprovechar de los festivales de música, cine, humor... que se suceden en mayo, junio, julio y agosto.

-desplazarse en bicicleta: Bixi o comprarte una por unos 150$. Hacer excursiones al Canal Lachine y similares.

-Aprovecharse de las piscinas de barrio, que son -alucina- gratis.

-Ver algún documental o proyección en los parques, martes, miércoles y jueves. (¿He dicho que es gratis?)

-Tomarse un café freddo en little italy. Hasta ahora ninguna guía que haya caído en mi mano lo recomienda, pero lo mejor de las cafeterías italianas de mi barrio es que adecúan su oferta al verano y aparecen todo tipo de tentempiés para luchar contra el calor que están buenísimos.


-Tomarse un helado. No necesariamente en Bilboquet. El otro día probé uno de Caramel Salé en Pile ou Glace que casi me dispara a la estratosfera en plan Petit Sushi. La Havre aux Glaces también es muy reputada (helado de Chai, mmmmm!!!), Kem Coba hace muy buenos sorbetes exóticos (y está al lado de Fairmount Bagels, lo que sugiere un menú callejero barato), y Ripples en Saint Laurent tiene fama de tener el mejor helado de chocolate (no lo he comprobado aún). Si no, tenéis múltiples "Bar letiers" por la ciudad, con helados "duros" poco sabrosos (tipo Baskin & Robins) y helados "blandos" de máquina bastante sosos también.

-Irse de Picnic. Los parques favoritos para este menester son Jarry (a lado de mi nueva casa), Lafontaine (frente a mi antigua casa) y Mont-Royal. Yo os propongo hoy el que se está convirtiendo en mi favorito (Ok, sólo lo he hecho 2 veces, pero mola MIL!). Un Romados en Jean Mance.


1) Desplácese en metro (parada Mont-Royal o Laurier) o bicicleta hasta Rotisserie Romados
2) Cómprese un combo "repas". Ejemplo: medio pollo a la brasa (de carbón! mmm!!) con patatas y ensalada (es suficiente para 2, aunque sean tragaldabas, doy fe). Por unos cochinos 8 $, es difícil encontrar un plan más barato.
3) Agénciese bebida. Hay un depanneur no demasiado lejos esquina con Duluth, pero ojo, no muchos más hasta el parque...
4) Camínese hacia arriba por Rachel unos 8 minutos hasta llegar a Jean Mance, el parque que a mi se me antoja más parecido a Dolores Park (SF). 
 
5) Apalánquese en la hierba o las mesas de picnic. Coman, beban y retocen o lean o jueguen a freezbee, pelota. Un auténtico placer increíblemente barato.